Por - - 0 Comentarios

Iniciativas de inversión productiva como recomposición de red hídrica fueron en ayuda de campesinos que sufrieron afectación en sus predios.

Aunque no tuvo los efectos devastadores del aluvión de 2015, los últimos eventos climáticos de enero y mayo del año pasado nuevamente resintieron de manera importante la pequeña agricultura de la región. Principalmente porque hubo activación de casi todas las quebradas que conforman el acuífero de los ríos El Tránsito y El Carmen, presentando las situación de mayor crisis por la bajada de quebradas en los sectores de El Corral, El Churcal, Los Canales, Retamo por el lado del río El Carmen; mientras que por el lado de El Tránsito el camino fue seccionado por varias quebradas que dejaron aislados a los habitantes de Valeriano, Chollay, Conay, Chiguinto (Las Pircas), Punta Negra, Alto del Carmen, donde hubo desplazamiento de masas de agua que arrastraron piedras y lodo.

 

Por otro lado, la red hídrica en Alto del Carmen, Vallenar, Freirina y Huasco sufrió severos daños afectando a obras de limpieza y despeje de canales además de labores de recuperación de suelos en muchos sectores de estas comunas.

 

Sin embargo, frente a este escenario que podría seguir repitiéndose merced al cambio climático, la pequeña agricultura afectada por esta emergencia ya está casi en su talidad recuperando su infraestructura en riego y también su capacidad productiva gracias a la intervención oportuna de las instituciones públicas.

 

Sergio Huanchicay Flores es un pequeño productor de la localidad de Conay en Alto del Carmen. Sergio junto con muchos vecinos de ese sector sufrió la crecida de las aguas de las quebradas adyacentes a Conay. “Estoy muy agradecido de este proyecto, por el trabajo que hizo el equipo técnico de INDAP, principalmente porque pudimos restituir el riego que tenía este campo, ya que el sistema que estábamos usando por surco quedó aterrado con la bajada de las quebradas. Ahora los técnicos se preocuparon de dejar no sólo un sistema tecnificado de riego, sino que además se aprovechó de implementar un proyecto con árboles nuevos que nos permitan aumentar en el tiempo la productividad que teníamos”.

 

“Las condiciones de aridez de nuestra región y los eventos climáticos del año pasado han hecho que nos enfoquemos en proyectos que permitan mitigar los efectos que dejaron los aluviones y por otro lado disminuir el déficit en materia de infraestructura para que los agricultores le dediquen más horas a labores productivas. En el caso de don Sergio lo que hemos desarrollado es un proyecto de riego tecnificado para él y la familia a través del programa de obras menores en riego. Pudimos rehabilitar el canal y a través de inversiones en fortalecimiento productivo pudo plantar nuevos árboles luego de la crecida de las quebradas de mayo último, lo que viene a dar cuenta de un trabajo diario he que hemos desarrollado para paliar los efectos de los aluviones en 2017”, afirmó el director de INDAP, Leonardo Gros Pérez.

 

Según las cifras que entrega el Instituto de Desarrollo Agropecuario sobre la reconstrucción por emergencia en la región, mil ciento cincuenta y ocho pequeños agricultores sufrieron algún grado de deterioro en sus predios en la provincias de Huasco y Copiapó.

 

La fase de rehabilitación productiva de los campos benefició a mil veinte afectados de ambas provincias quienes recibieron apoyo en inversiones que consistieron principalmente en limpieza de terrenos (labor que en la mayoría de los casos tuvo que hacerse antes de recomponer la red hídrica), reparación de cercos perimetrales de algunos potreros; compras de plantas e insumos agrícolas, herramientas, bodegas de almacenaje, invernaderos, forraje en pellet y fardos de alfalfa, entre otros gastos menores.

 

Por otro lado hubo otros 138 usuarios en comunas que sufrieron los eventos climáticos en la provincia de Huasco y Copiapó que recibieron apoyo en la reparación de bocatomas (entregas prediales) reparación de tuberías a través del programa de riego asociativo, mientras que en proyectos individuales de riego y obras menores de riego las labores consistieron en reparar riegos tecnificados y habilitación de pozos aterrados en las comunas como Vallenar, Freirina y Huasco Alto del Carmen, Copiapó y Tierra Amarilla.