Por - - 4 Comentarios

La iniciativa busca disminuir las tarifas de los clientes regulados en aquellas comunas que posean centrales de generación de energía eléctrica y acotar las diferencias de tarifas residenciales entre las distintas zonas del país.

Con 99 votos a favor, 2 en contra y 3 abstenciones, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto que modifica la ley General de Servicios Eléctricos, para establecer mecanismos de equidad tarifaria.

La diputada (DC) y presidenta de la Comisión de Minería y Energía, valoró la iniciativa señalando que la medida “permitirá amortiguar el bolsillo de familias en distintas zonas del país, principalmente en aquellas que residen en territorios únete divos en generación de energía, como Huasco en Atacama”.

Además, la diputada explicó que “permite hacerse cargo de una desigualdad que se ha arrastrado por muchos años en el cobro de las tarifas eléctricas residenciales a lo largo de país, ya que por una misma cantidad de consumo en la región de metropolitana se paga muchísimo menos de lo que nosotros pagamos en la región de Atacama y en otras zonas país. Este proyecto también busca hacerse cargo de la desigualdad en las tarifas eléctricas”.

Esta iniciativa se traduce en rebajas en el precio cobrado por luz, en aquellas comunas que tienen generación eléctrica ubicada en sus territorios, con capacidad instalada superior a los 200 megawatts.

Por el contrario, estos descuentos serán absorbidos en el suministro de aquellas comunas no intensivas en generación, a través de un cargo en el precio de nudo a los clientes regulados. Pero, las tarifas máximas que las empresas distribuidoras podrán cobrar por suministro a usuarios residenciales no podrán superar el promedio simple de éstas, calculadas sobre la base de un consumo tipo.

Quedarán excluidos aquellos usuarios residenciales con consumos promedio mensuales iguales o inferiores a 200 kilowatts. Este límite será incrementado gradualmente llegando a un tope de 240 kilowatts, respondiendo de esta forma a un planteamiento realizado por los parlamentarios, para asegurar un universo mayor de beneficiados, lo cual fue recogido finalmente por el Ejecutivo, durante el análisis del texto en comisiones.

Respecto a las modificaciones realizadas en la comisión de Minería y Energía de la Cámara, la parlamentaria destacó que “no sólo permitirá reducir los cobros en las cuentas de luz, además, incorporamos una indicación al proyecto que permitirá poner fin al cobro por corte y reposición que en nuestra región asciende a $12.000, aproximadamente. No se explica el hecho que muchas familias afectadas por el corte del suministro debido a que no lograron reunir el dinero para pagar su cuenta de luz, además deban asumir un cargo adicional por corte y reposición que, incluso, supera el costo del consumo de su energía residencial, cobro que deben asumir las distribuidoras”.

Tras su aprobación, el proyecto de ley fue devuelto al Senado, para que ratifique las enmiendas realizadas en la Cámara de Diputados.