Por - - 0 Comentarios

El Ministerio de Agricultura a través de Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap) hizo entrega de las primeras ayudas consistentes en 440 fardos de alfalfa más suplemento alimenticio a los crianceros de sectores afectados por la escasez hídrica en Atacama.

La situación no es menor, dado que existe más de 20 mil cabezas de ganado caprino en riesgo por la falta de agua y alimento concentrado principalmente en la provincia de Huasco.

La entrega de estos recursos se hizo en la sede social de Agua Amarga en Vallenar, en base a un catastro de ganado menor afectado que fue proporcionado por los equipos técnicos Prodesal a ejecutivos del Indap y también a consulta del registro del Servicio Agrícola y Ganadero SAG junto a la información emanada de las juntas comunales de vecinos del sector, lo cual que se tradujo en una resolución de emergencia que destinó cerca de 70 millones de pesos en recursos distribuidos en ambas provincia de la región de Atacama.

Jorge Fré, uno de los dirigentes que estuvieron colaborando en la entrega de la información sobre el ganado de las familias afectadas, señaló que “sentimos en este momento mucha alegría porque después de varias reuniones con las autoridades obtuvimos la ayuda que muchos acá estaban pidiendo para sus animales. Han pasado varios meses por la mortandad del ganado pero ahora podemos proteger a nuestras cabras más concretamente y eso es lo que agradezco al Gobierno”, destacó el dirigente.

“Estas entregas nacen como una inquietud que nos plantean la unión comunal de juntas de vecinos en que se manifestaron al Intendente y también al Gobernador necesidades de forraje suficiente para mantener el ganado caprino en sectores como el de Agua Amarga, y a través de Indap, el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera está dando respuesta a estas necesidades”, destacó el seremi de Agricultura de la región Patricio Araya. La autoridad agregó además que no es una solución definitiva pero a medida que se vayan conociendo nuevas situaciones se podrán gestionar nuevas entregas.

Johana Fernández en representación del Gobierno Regional de Atacama valoró asimismo la actividad destacando que “es muy importante conocer la realidad de cada territorio para entender las necesidades que tienen, y en el caso de los crianceros ellos son un foco productivo muy importante e interesante de la economía regional, por tanto el Gobierno está 24/7 trabajando para procurar ir en ayuda de ellos”.

En tanto el director Regional de Indap (S) en Atacama, Bernardo Rojas, expresó que “esta iniciativa partió de los mismos crianceros que en reuniones nos hicieron llegar la información sobre el grado de afectación de cada majada; y con estos recursos hoy estamos apoyando a 228 familias en la provincia de Huasco con la entrega de estos fardos que el Indap está entregando por medio de Prodesal. Sabemos que no es una solución definitiva pero estamos avanzando en apoyarlos para que ellos puedan seguir con su actividad y enfrentar estas condiciones de escasez de agua que se dejaron ver durante 2018”.

En la región de Atacama el total de criadores de cabras afectados suma 276, de los cuales 228 corresponden a la provincia de Huasco. El total de recursos asciende a sesenta y ocho millones de pesos, de los cuales 55 millones se destinaron para Provincia de Huasco y otros 13 millones para la provincia de Copiapó.

El seremi adelantó que se está haciendo un catastro para determinar la magnitud del problema y así concentrar de mejorar manera la ayuda que vaya llegando desde nivel central. Cabe señalar que la región de Atacama está en situación de emergencia hasta junio de 2019 por los daños registrados por los aluviones de marzo de 2015 y mayo de 2017.

La autoridad eso sí explicó que no se puede mezclar los daños registrados en los valles con los agricultores y lo que pasa con los crianceros actualmente por lo tanto no se podría solicitar recursos a través de este estado.