Por - - 2 Comentarios

“La nueva cárcel de Copiapó fue diseñada y emplazada, precisamente para evitar el hacinamiento de sus internos y entregar a estos una posibilidad cierta de rehabilitación, entregando talleres para estudiar y aprender un oficio, tal como ocurre en recintos diseñados de esta forma en países desarrollados”
 
“Como una decisión inentendible”, calificó el Senador de Renovación Nacional (RN) por la Región de Atacama, Baldo Prokurica, la decisión del nuevo Ministro de Justicia, José Antonio Gómez, de paralizar la puesta en marcha de la construcción de la nueva cárcel de Copiapó –al igual que la de Talca-, argumentando razones de diseño y seguridad del futuro recinto penitenciario de Atacama.

En tal sentido, Prokurica indicó que el diseño y estructura de funcionamiento establecidos para el futuro Centro Penitenciario “El Arenal”, obedecen a los más altos estándares penitenciarios internacionales-experiencia recogida en este proyecto de consultora EE.UU-, todo en busca que los internos que lleguen a este reciento, puedan desarrollar actividades laborales en su interior, buscar su reinserción y terminar con el grave hacinamiento existente en la actual cárcel de Copiapó – el mayor del país- realidad que toda la región conoce y que ha desembocado en graves incidentes e incluso complejos problemas de salud en sus internos.

El legislador RN recordó a las nuevas autoridades que “según un estudio elaborado por el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) y Paz Ciudadana, la cárcel de Copiapó, es el recinto penitenciario con mayor hacinamiento del país, centro diseñado para 285 personas, y que hoy tiene a más  de 790 internos, superando el 300% de hacinamiento”.

Prokurica indicó que los únicos proyectos “irrealizables” –tal como lo definió el titular de justicia- son aquellos que no cuentan con la voluntad política de las autoridades y una mirada real a las realidades que viven cada región del país.

 “Debemos terminar con la política minimalista de los gobiernos de la Concertación, hoy Nueva Mayoría, más el Partido Comunista. La nueva cárcel de Copiapó fue diseñada precisamente para evitar el hacinamiento de sus internos y entregar a estos una posibilidad cierta de rehabilitación, entregando talleres para estudiar y aprender un oficio, tal como ocurre en recintos diseñados de esta forma en países desarrollados”.
 
“Me parece que la medida anunciada, va en contra de todos los discursos, de candidatos(as) donde se comprometieron a no de dejar de lado las regiones de nuestro país, y solucionar los problemas más urgentes que las afectan”, indicó Prokurica.

Frente al anuncio del Ministro de Justicia, Prokurica informó que solicitará –a la brevedad- una audiencia con el secretario de estado; con el fin de conocer en detalle los alcances de esta decisión adoptada, pues no podemos soportar que se sigan postergando el futuro de nuestras regiones.

En la ocasión, el parlamentario por Atacama, concluyó haciendo un llamado al Intendente Regional, Miguel Vargas, y al Seremi de Justicia, Freddy Arancibia, a defender el proyecto y avanzar lo más rápido en la construcción del mismo, recinto que pondrá fin a la grave situación que afecta a los internos del actual Centro Penitenciario de Copiapó.
 
Centro Penitenciario “El Arenal”

Prokurica recordó a las nuevas autoridades, que el futuro Centro Penitenciario “El Arenal”, se traducirá en un reciento penitenciario con capacidad para dos mil internos. Dicho recinto se ubicará a 40 kilómetros de la capital de la región de Atacama -en el sector denominado “Caserones”- lugar en que los internos podrán  trabajar y estudiar, como parte de su proceso de reinserción social.

El futuro centro de reclusión “El Arenal”, forma parte de la política penitenciaria impulsada por el Gobierno del Presidente Piñera, que incluye la puesta en marcha de penales de similares características en Santiago, Talca y la región del Biobío, lo que permitirá sumar unas 8 mil 500 nuevas plazas carcelarias y terminar así con el grave problema de hacinamiento que afecta al país.