Por - - 0 Comentarios

La primera autoridad comunal se reunió con la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt para solicitar y exigir diversas soluciones ambientales para Huasco y la agilización en el plan de Prevención de Latencia.

El alcalde de Huasco, Rodrigo Loyola Morenilla, junto a la senadora Yasna Provoste Campillay y vecinos de la comuna se reunieron con la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt para solicitar diversos requerimientos en materia ambiental para la comuna.

Loyola solicitó a la secretaria de Estado, siete puntos que espera se puedan implemnatr en la comuna, los que buscan que no se repita la misma situación de Quintero, Ventanas y Puchuncaví en Huasco, ni lo ocurrido en el 2003-2005, donde el puerto se encontró en estado de saturación ambiental sin que el Estado dictara el plan de descontaminación.

“Considerando la actual contingencia nacional con las emergencias de Quintero, Ventanas y Puchuncaví, y con las que poseemos una historia ambiental común, solicitamos que se extienda a Huasco la medida de que el Estado se haga cargo de la supervisión de monitorear la calidad del aire de la comuna”, dijo el edil.

A la vez, Loyola comentó que espera “un trato preferente desde el Estado a Huasco, como una localidad cuyos habitantes han sido vulnerados en uno de sus derechos humanos fundamentales como lo es el derecho a la vida, la integridad física y psíquica, el derecho a la salud de sus habitantes y el derecho a un medio ambiente libre de contaminación, como derechos estrechamente relacionados entre sí y con la dignidad de la persona humana”.

En la ocasión se escuchó a la dirigente social, Maria Pizarro, quien con una contundente y emotiva exposición de la situación histórica de la comunidad y las expectativas de mejora, dijo que “Huasco ya vivió entre el 2003 y el 2005 la misma tragedia que hoy afecta a Quintero, Puchuncavi y Ventanas y el Estado no hizo nada y ni siquiera aprendió la lección. Siempre se hacen anuncios rimbombantes pero nunca se ven los recursos efectivos para nuestras zonas”.

El alcalde de Huasco señaló que “quedamos esperanzados y expectantes. La ministra Schmidt se mostró cercana, llana y ejecutiva, esperamos una batería de soluciones y acciones en el corto plazo y una inversión estatal fuerte en nuestra localidad. Las mejoras ambientales siempre han redundado en más trabajo y actividades económica para la zona, como ocurrió cuando AES Gener se adaptó a la nueva normativa de termoeléctricas”.

SOLICITUDES AMBIENTALES

Entre los otros aspectos ambientales entregados mediante un documento a la ministra de Medio Ambiente, destacan la situación extraordinaria e insólita que significa que en pleno año 2018, en un país que pretende ser desarrollado, el Estado autorice el vertimiento de relaves mineros al mar, en la costa de Huasco, y “solicitamos que el Estado se haga cargo, con seriedad y urgencia, del pronto término de la depositación de relaves mineros en el mar, y si ello implica una acción conjunta de inversión de recursos desde el Estado, en conjunto con la empresa titular del vertimiento, pues deberá hacerlo”.

Junto con ello, el escrito solicita para Huasco que se proceda a la actualización del decreto exento Nº 4 sobre mps, norma secundaria de protección del medio ambiente que no se ha actualizado; mayor celeridad en la revisión de la norma de calidad primaria de MP10, DS 59 de 1998, derogado el año 2013 y cuya nueva normativa fuera declarada ilegal por el Tribunal Ambiental y la Corte Suprema; acelerar la implementación de los Programas de Recuperación Ambiental y Social (Pras), y dotarlos con recursos efectivos que permitan además acercar al ciudadano sus resultados. También se exigió mayor prontitud para el Plan de Prevención por zona de latencia, programa que implica acciones demasiado extendidas en el tiempo y cuyos efectos no serán observados ni siquiera en el mediano plazo.

Asimismo, la revisión de los máximos de emisiones permitidos a las empresas de la zona en sus respectivas RCA, en atención a que la sumatoria de ellas implica superar con creces los volúmenes de emisiones de una saturación ambiental.