Por - - 0 Comentarios

Manejar respetando los límites de velocidad y respetar las normas del camping son algunos consejos de CONAF para el largo fin de semana.  

Frente al posible aumento de visitantes y campistas al Parque Nacional Llanos de Challe durante las Fiestas Patrias, Conaf elaboró un plan para enfrentar este posible flujo, además de entregar recomendaciones a la comunidad con la finalidad de evitar impactos negativos.

Lo anterior debido a que la temporada de desierto florido del año 2017 generó una alta visitación al interior del Parque Nacional Llanos de Challe, generando impactos como la acumulación de basura, el campismo irregular y el flujo de vehículo en sectores como dunas y ecosistemas frágiles prioritarios de conservación para especies como guanacos, zorros, entre otros.

Al respecto el director regional de CONAF, Héctor Soto, señaló que “el Parque Nacional Llanos de Challe tiene sus servicios activos para recibir visitantes pero es necesario tomar en cuenta las normas que rigen a los parques nacionales y no olvidar que se deben respetar los límites de velocidad en los caminos al interior del parque que son el hábitat de fauna con problema de conservación, llevarse su basura de regreso a casa y depositarla en un contenedor como normas básicas de comportamiento”.

A su vez el secretario regional ministerial de Agricultura, Patricio Araya afirmó que “el Ministerio de Agricultura a través de la Conaf tiene la administración de los parques nacionales y en este caso de Llanos de Challe. Como tenemos unos largos días de Fiestas Patrias donde tenemos el derecho a celebrarlo como corresponde, lo que se hace es un llamado para que quienes visiten los tres parques de la región respeten la señalética que hay dentro, se estacione donde corresponde y si se hace un asado que se usen los lugares donde está permitido, hacer las excursiones por las rutas señalizadas, todo lo anterior para evitar incendios y deterioro de la flora. La obligación nuestra es preservar la naturaleza en el tiempo para que las futuras generaciones pueda disfrutarla tal como lo hacemos hoy día”.

PREVENCIÓN

Gabriela López, administradora del parque nacional destacó que es necesario que se sigan los consejos a continuación, debido a “diariamente los guardapaques resguardan una extensión similar a 30 canchas de fútbol como el estadio nacional. Muchas veces nos encontramos recorriendo un espacio pero los actos imprudentes ocurren en el otro extremo. Por eso la importancia de que no solo nosotros seamos entes vigilantes la comunidad también debe jugar un rol importante a la hora de prevenir la destrucción de este recurso natural y turístico”.

En relación a la accesibilidad el horario de atención es de  8:30 a 13:00 y de 14:00 a 19:00 horas. El costo de entrada es de $3.000 y el camping $4.000 por persona diario. Niños menores de 6 años no pagan. La normativa de las áreas protegidas en Chile no permite el ingreso de mascotas.

El Parque cuenta con 11 sitios de camping, los que no tienen sistema de reserva y por lo que su estadía depende de la disponibilidad de los sitios a su llegada al parque nacional. Los guardaparques en turno no pueden autorizar el campismo en lugares no establecidos, esto se debe principalmente al agua disponible para el uso de baños, duchas y el lavado de utensilios. El campismo en el borde costero está regulado por Capitanía de puerto, quienes fiscalizan el uso del borde costero y pueden generar una infracción en el caso de que se acampe a 80 metros medidos desde la línea de más alta marea.

En materia de prevención, el uso y manejo del fuego dentro de un parque nacional, se puede realizar en sectores autorizados, para el caso de Llanos de Challe en cada sitio de camping hay un quincho donde se puede hacer fuego. En caso de emergencia sísmica se encuentra señalizada la vía de evacuación.