Por - - 16 Comentarios

Pasada las 11:00 horas de hoy, en la Avenida Costanera de Huasco se conmemoró el aniversario 165 con el tradicional acto cívico y discurso del alcalde Rodrigo Loyola.
Al inicio, el edil de la comuna dio alusión a las consecuencias tras la catástrofe en la región haciendo diferenciación a las celebraciones de años anteriores:
“Esto es una conmemoración más que la celebración del aniversario, ya que solo es para compartir de este desfile, y de este acto cívico como es tradición en nuestra comuna, sin embargo todas las actividades de celebración que estaban programadas y dispuestas durante este mes, están suspendidas”.
Por otra parte se refirió a las reformas auspiciadoras del Gobierno enlodadas por las catástrofes y crisis de las instituciones: “Este año 2015, que parecía auspicioso, tras el enorme impulso reformador de nuestro gobierno, logrando aprobar los proyectos más trascendentales del Estado desde la recuperación de la democracia, esto es la Reforma Tributaria, los avances en la gratuidad en la educación y la “Ley de Inclusión Escolar”, la reforma laboral, el fin al sistema Binominal y el Acuerdo de Unión Civil, se ha visto empañado tanto por las catástrofes en nuestra región, los incendios forestales en el Sur, pero también por la llamada Crisis de las Instituciones, expuesta a través de los connotados casos Caval, Soquimich y Penta, que han revelado la enorme sumisión de la clase dirigente del país, a los grandes capitales, que es una de las razones más poderosas del problema de la desigualdad en nuestra sociedad”, agregó
También, se refirió a las posibles consecuencias para las comunas menos afectadas de Atacama, si el Gobierno se olvida de ellas: “Si a ello le sumamos, que el esfuerzo se va a centrar en la reconstrucción de las comunas más afectadas, tememos que con ello, se provoque una nueva e innecesaria catástrofe que significaría que las comunas menos afectadas de la región de Atacama sean olvidadas y vean paralizados sus proyectos. Ello sería un grave error, pues una de las formas de propiciar una reconstrucción y reactivación de Atacama, es precisamente apoyarse y fomentar el crecimiento de todas aquellas comunas que no se vieron afectadas, como Vallenar, Freirina, Caldera y Huasco”.
Finalmente, se refirió al denominado “Gran Acuerdo Nacional” que la clase dirigente propone para sortear la crisis de las instituciones, tras los escándalos políticos de los últimos meses:
“Me gustaría escuchar más bien de un Gran Acuerdo Nacional, para condonar las deudas tributarias de las PYMES, como se hizo con la empresa Jhonsons. Para condonar el pago de los créditos universitarios de nuestros profesionales de clase media. Para condonar las deudas de los deudores habitacionales, para rebajar el interés de los créditos de consumo que ahogan al pueblo, para mejorar el monto de las pensiones de nuestros abuelos, para limitar desde ya el lucro y las comisiones desconsideradas del sistema de Afpes y las Isapres, un Gran Acuerdo para proteger nuestros recursos no renovables, y para proteger a nuestra pesca artesanal ante el saqueo de nuestros mares, auspiciado por el propio Congreso Nacional”, sentenció.