Por - - 0 Comentarios

·       Grupo scouts de la Iglesia Adventista llegó hasta el “Rancho de Atacama” para impartir instrucción a más de 70 niños y niñas.

Con un aplauso «matemático» guías y scouts de Vallenar, Caldera y Copiapó saludaron al Alcalde César Orellana tras una visita al campamento que realizan por estos días en el «Rancho Atacama». Junto con agradecer la invitación a ser parte de sus actividades, la autoridad entregó un mensaje basado en la protección y cuidado al medioambiente y cómo Freirina destaca en ese sentido.

La actividad permitió hacer entrega de un reconocimiento por parte del Encargado Regional de «Conquistadores» Eduardo Quintana al Alcalde Orellana, quien aprovechó de explicar a la autoridad las actividades que se desarrollan en el campamento.

Por su parte el Alcalde dio a conocer a los niños y jóvenes la existencia de un interesante proyecto, que ha de permitir mejoras en el sector, una millonaria inversión que sin lugar a dudas vendrá a potenciar el «Rancho Atacama», con nuevas y mejoradas instalaciones sanitarias por ejemplo, obras que contemplan un espacio para desarrollar eventos culturales y deportivos, además del emplazamiento en el lugar de una piscina.

CONQUISTADORES

El club anfitrión: Renacer del Valle del Vallenar, dio la bienvenida a los clubes Milagro del Desierto, Ojos del Salado y Lutero Warren que llegaron hasta Freirina para poner en práctica sus conocimientos, pero además para recibir instrucción en talleres tales como nudos, presupuesto familiar, animación cardiorespiratoria, y otros que son parte del plan de formación de estos jóvenes, niños y niñas, que estarán en campamento hasta el próximo domingo.

Cabe destacar que El Club de Conquistadores, son un departamento de la Iglesia Adventista del Séptimo Día (IASD), que trabaja específicamente con la educación cultural, social y religiosa de niños y adolescentes ubicados en el grupo de edad entre 10 y 15 años.

Al igual que en diversos aspectos del escultismo, se diferencia de éste por el énfasis religioso dado a las actividades desarrolladas. Es parte del programa oficial de la Iglesia Adventista desde 1950.