Por - - 0 Comentarios

* Una reducción en la eficacia de los elementos de seguridad del vehículo o en la habilidad del conductor para reaccionar ante imprevistos en la carretera aumenta la posibilidad de perder el control del vehículo: por cada km/h que se aumenta la velocidad, el riesgo de sufrir un accidente aumenta un 3%.

* Por ello, el llamado desde la Sociedad Concesionaria Ruta del Algarrobo es a conducir responsablemente y respetando los límites de velocidad y la señalética vial.

La velocidad excesiva es uno de los factores más determinantes en los accidentes de tránsito. Este factor de riesgo, junto con las distracciones y el alcohol, es una de las principales causas de los accidentes. En Chile, cerca del 30% de las víctimas fatales se debe a velocidad imprudente o la pérdida de control del vehículo. En la última década hubo más de 4.500 fallecidos relacionados a estas causas. Sin embargo, el exceso de velocidad es un factor que no es visto masivamente como un problema o un riesgo para la vida de las personas. Eso es especialmente peligroso, dado que actúa como un factor agravante en un siniestro vial y sus negativas consecuencias. De allí la importancia de promover el respeto a los límites de velocidad que Ruta del Algarrobo hace a los usuarios de la doble vía entre La Serena y Vallenar.

Más considerando que, si bien aún no hay estudios que puedan relacionarlo directamente, hoy es posible advertir que la contingencia sanitaria por el COVID-19 sí está generando efectos en las distintas rutas del país y, desde luego, a lo largo de los 187 kilómetros de extensión de la Ruta 5 que une a las regiones de Coquimbo y Atacama. Lo anterior, dado que, pese al menor tránsito de vehículos, se observa un claro aumento en la velocidad con que estos circulan y, por ende, un mayor riesgo y número de accidentes. Según explica Johanna Vollrath, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Nacional de Seguridad del Tránsito (Conaset), aunque en algunos países europeos -por ejemplo- disminuyó en un 71% el número de accidentes por esta causa durante el confinamiento a causa del Covid-19, aumentó en un 39% el número de conductores que circulan a exceso de velocidad.

Fenómeno que también se repite en diversas regiones de nuestro país, ya que durante los meses que llevamos con esta pandemia (marzo a junio) también se ha visto aumentada la velocidad promedio de circulación. Como ejemplo, Vollrath señala que, si en la región de Valparaíso ésta era, en un período normal, de 24,1 Km/h., hoy es de 45,5 Km/h. Las cifras, presentadas en el Seminario “Velocidad: una pandemia permanente” organizado por Conaset y la Mutual de Seguridad, que tuvo lugar el pasado 11 de junio, no hacen más que resaltar la necesidad de reforzar la educación vial, ya que 5 de cada 10 conductores exceden los límites de velocidad máxima en zonas interurbanas. Y lo más grave aún es que, en la mayoría de los casos, el exceso de velocidad alcanza 60 Km/h por sobre los límites establecidos.

Por ello, Cristián Gallardo, Gerente General de Ruta del Algarrobo, realizó un llamado a todos los usuarios y usuarias de la ruta a estar siempre atentos a las condiciones del tránsito y respetar los límites de velocidad -que en el caso de esta concesión fluctúan, dependiendo del diseño (curvas y rectas) de la vía, entre los 50, 80, hasta llegar a los 100 Km/h como velocidad máxima- para, de este modo, prevenir la ocurrencia de accidentes. Es que en el actual escenario -rutas más vacías, más exceso de velocidad-, resulta fundamental seguir trabajando en materia de seguridad vial, más aún si consideramos que respecto del total de accidentes registrados en toda la concesión, a igual fecha de 2019, estos han disminuido en un 69,2%. “La ruta concesionada no sólo deben representar mayor comodidad y menor tiempo de viaje, sino que debe dar más valoración al concepto de seguridad”.

En tal sentido, desde la concesionaria se busca concientizar a los conductores de la importancia de ser responsables al momento de conducir, usando cinturón de seguridad, manteniendo una distancia razonable y prudente con el vehículo que le antecede y siempre estando atentos a las condiciones del tránsito. Y, desde luego, respetando los límites de velocidad. Es que hoy los vehículos son cada día más confortables, seguros y rápidos. En su interior se percibe un menor ruido, se han reducido las vibraciones y su estabilidad es mayor y, por ende, la sensación de seguridad al volante, o la impresión de que todo está bajo nuestro control, hace que no seamos conscientes del riesgo que conlleva circular a mayor velocidad. “Por ello, nuestro objetivo no debe ser únicamente lograr que se respeten los límites, sino que los usuarios sepan adaptar la velocidad a las circunstancias”, explica.

Las condiciones meteorológicas, de la vía, del vehículo y el tráfico también inciden al momento de ocurrir un accidente, más aún cuando se circula a exceso de velocidad, primera causal de los siniestros registrados entre 2010 y 2019. Es por esta razón que continuar vigilando las principales conductas de riesgo y hacer cumplir la Ley de Tránsito parece la forma más eficaz de reducir los accidentes y el número de víctimas que año a año se registran en el país. Por ello, el llamado desde la Sociedad Concesionaria Ruta del Algarrobo, responsable de la operación y mantenimiento de la Ruta 5, tramo La Serena – Vallenar, cuyo límite de velocidad es de 100 Km/h, es a continuar trabajando por una movilidad segura en la que el autocuidado y la responsabilidad de los usuarios y usuarias resulta fundamental.