Por - - 0 Comentarios

Encabezados por la Seremi de Bienes Nacionales, Carla Guaita Carrizo, y el Gobernador Provincial de Chañaral, Ignacio Urcullú Clement-Lund, junto a diversos vecinos de la localidad costera de Flamenco, se dio el “vamos” al trabajo de demarcaciones de los macrolotes definitivos, los cuales serán parte del proceso de ventas en el marco de la ejecución del Plan de Normalización del Borde Costero de Atacama.

De manera simbólica, las autoridades gubernamentales efectuaron la “primera demarcación oficial” de un lote, de un total de catorce, los cuales serán tramitados a través de venta directa a las diversas personalidades jurídicas que deberán constituir los ocupantes de larga data, que hayan sido catastrados por el vuelo dron que Bienes Nacionales realizó durante el mes de julio de 2018. Adicionalmente, el plan de ventas contempla la generación de otros diez lotes, de los cuales, nueve serán dispuestos para venta a través de propuesta pública, mientras que uno quedará reservado como área de equipamiento.

“Hemos dado el vamos a una actividad muy importante, un hito muy importante para la Comuna de Chañaral, para el balneario de Flamenco. Porque el trabajo que ha desarrollado por tanto tiempo el Ministerio de Bienes Nacionales y su Seremía, (finalmente) tiene frutos, y este fruto tiene que ver con plasmar en terreno cada uno de los perímetros de cada macrolote, con el fin de que los vecinos de Flamenco puedan saber a qué macrolote pertenecen, y obviamente, poder organizarse para poder presentar sus solicitudes de venta”, destacó la Seremi Carla Guaita, quien agregó que este hecho es muy importante también, debido a que se trata de “un trabajo que se hace en conjunto con la Gobernación de la Provincia de Chañaral, con la Armada de Chile, con el Municipio de Chañaral, y obviamente también, con las organizaciones territoriales que existen en el lugar, como la Junta de Vecinos, más todos los vecinos y representantes de los macrolotes que están en dicho sector”.

Junto con esto, Guaita también argumentó que, adicionalmente, “estuvimos atendiendo con funcionarios de la Seremía, para aclarar todas las dudas que los vecinos puedan tener respecto a este proceso, con el fin de que ellos tengan todos los antecedentes para poder optar a este proceso, de la forma más transparente, y más clara. Esto nos pone muy contentos, porque en primer lugar tuvimos un muy buen recibimiento por parte de los vecinos; estaban muy contentos de que este proceso ya tuviese una cierta materialización, y obviamente también, desarrollar y estar en terreno, nos llena de energía para poder seguir trabajando, tal como lo hemos hecho en estos últimos años. Este es un trabajo muy grande. Es un trabajo de planificación, es un trabajo de coordinación con todos los servicios públicos que tienen injerencia en el borde costero de la región de Atacama, y también tiene que ver con un trabajo que se está haciendo en un lugar que tiene una historia muy grande, como lo es la localidad de Flamenco, cuya ocupación data de hace más de medio siglo”.

Por su parte, Isabel Quilaleo Oliva, presidenta de la Comunidad de Flamenco, indicó que “los vecinos están muy contentos, porque finalmente se está llegando a lo que todos queremos, la venta, para que las personas tengan sus terrenos finalmente. Es un proceso que no es de hoy día o mañana, se va a demorar un poco, yo pienso un aproximado de unos dos años en que se pueda ejecutar todo el trabajo. Así que se agradece al Gobierno, a la Seremi Carla Guaita, que ha estado siempre con nosotros trabajando”.

Finalmente, la dirigente vecinal, recordó también que “el proceso anterior que tuvimos, fue un tema de arriendo, que nos estaba proponiendo el Gobierno anterior. A nosotros no nos servía, porque si nosotros arrendábamos, y nos pasaba algo a los titulares, nuestra herencia no podía hacerse cargo del terreno. No era heredable. Era un arriendo por cinco años, y después la venta, pero no sabíamos; la letra chica (sic) era la que no nos convenía a nosotros de esos contratos. Así que nosotros desistimos de firmar arriendo en ese entonces con el Gobierno. Nosotros lo que hemos querido siempre, es la venta; y eso es lo que estamos viendo ahora, y por eso estamos contentos ahora, porque vamos a poder comprar, no arrendar. Porque después de tantos años de vivir acá, no es justo arrendar”.

El trabajo de demarcaciones de los lotes definitivos se llevará a cabo hasta el día viernes 16 del presente, por parte de los funcionarios de la Seremía de Bienes Nacionales, quienes, igualmente, estarán atendiendo al público con el propósito de aclarar dudas, y entregar la información  que sea requerida por la comunidad flamenquina.