Por - - 0 Comentarios

Se incrementarán las fiscalizaciones y controles preventivos en puntos estratégicos para evitar delitos y accidentes de tránsito.

Un nuevo desafío en materia de prevención deberá enfrentar este fin de semana largo Carabineros de la III Zona Atacama. Por un lado estarán las fiscalizaciones a cientos de automovilistas que se desplazarán por las rutas de la región y por otro, los controles de orden y seguridad por manifestaciones públicas que se pudiesen originar.

Por este motivo, el Jefe de Zona, general Jorge Tobar Alfaro, dijo que lo más importante, cual sea el motivo de celebración y/o travesía que se emprenda durante estos cuatro días festivos exista responsabilidad y autocuidado por parte de toda la ciudadanía.

Dentro de este contexto y como ya es tradicional, “como institución hemos diseñado un plan estratégico que nos permita cubrir todas aquellas necesidades en materia de prevención y control de orden público. Para eso se reforzarán los servicios del Plan Cuadrante de Seguridad Preventiva en las comunas de Copiapó y Vallenar, al mismo tiempo que se incrementarán los controles y fiscalizaciones en locales de alcoholes, como también en la carretera. Todo ello con la única finalidad de evitar los accidentes de tránsito, que como ya es habitual durante estas fechas tienden a incrementarse por el exceso de velocidad, la ingesta de alcohol y otras razones”, comentó el general Tobar.

Asimismo, dijo más adelante la máxima autoridad de Carabineros, es importante que este mensaje preventivo llegue a todas las personas y en particular a los adolescentes y jóvenes que saldrán a disfrutar con amigos, teniendo presente que toda celebración es buena en la medida que exista mesura, responsabilidad y autocuidado.

También este mensaje lo hizo extensivo a las personas que están saliendo a manifestar en espacios públicos, para que se cuiden y lo hagan de forma pacífica y por sobre todo, con respeto a los demás ciudadanos que quieren y tienen derecho a vivir en un lugar tranquilo, sin violencia ni alteración del orden público, donde Carabineros de Chile tiene la obligación -por mandato constitucional- de controlar y restaurar en aquellas situaciones de desórdenes como las ocurridas durante las últimas semanas.