Por - - 0 Comentarios

El llamado es a tomar conciencia sobre el traslado seguro de los niños y niñas en vehículos particulares.

Teniendo en consideración que la primera causa de muerte en Chile de niños entre 1 y 14 años son los accidentes de tránsito, Carabineros reiteró el llamado a los padres para que siempre trasladen a sus hijos (as), con el sistema de retención más adecuado para su peso y talla.

“Es nuestra misión sensibilizar a los padres en el cuidado de sus hijos y entregarles cifras tan crudas y reales como que en el 2016 murieron 51 niños menores de 12 años en siniestros viales y se registraron 4 mil 458 lesionados de esa edad, con heridas de diversa consideración. Por eso, se requiere de sillas adecuadas para proteger a los niños y niñas menores de 12 años y es una responsabilidad inexcusable de parte de los padres protegerlos”. Comentó el Coronel Joanis Peralta, Prefecto de Atacama.

Además, recordó que a partir de marzo de este año comenzó la vigencia de la ley que sanciona con una falta grave a aquellos conductores que no tienen las sillas para proteger a sus hijos, pero lo más importante es que más allá de sacar partes, de hacer cumplir la ley, se está apelando a la sensibilización de los padres.

Información entregada por la seremía de Transportes señala que en la última década, los niños menores de 12 años víctimas de accidentes en su mayoría eran pasajeros de vehículos particulares: el 78% de los niños fallecidos que viajaban como pasajero lo hacían en vehículo particular (automóvil, camioneta o jeep). Concretamente, en los últimos 12 años fallecieron 303 niños menores de 12 años al interior de un vehículo particular y quedaron lesionados de diversa consideración más de 22 mil niños.

Al igual que para los adultos el cinturón de seguridad salva vidas, en el caso de los niños menores de 12 años, el sistema de retención infantil hace la diferencia en las consecuencias de un accidente de tránsito. Según estudios publicados por la OMS, los sistemas de retención infantil correctamente instalados previenen entre un 50% y un 80% de las lesiones mortales y graves de los niños pasajeros en un accidente de tránsito.

Normativa
Siguiendo ejemplos internacionales, el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, a través de CONASET, realizó un cambio a la Ley de Tránsito que aumenta las exigencias en materia de seguridad para el traslado de niños, con el fin de reducir las muertes y lesiones en niñas y niños en accidentes de tránsito.

Para el Prefecto Joanis Peralta, la mayor exigencia de la normativa es relevante, pero lo principal es que los padres tomen la real conciencia sobre la seguridad de los niños y niñas y sepan que el utilizar un sistema de retención adecuado, será clave para evitar lesiones graves  en los niños (as).

“Las multas van de 1,5 a 3 UTM,  entre 70 mil pesos a 140 mil, eso dependiendo del Juzgado de Policía Local, pero más allá de la multa, que es un mero pago, lo que queremos es crear conciencia de la protección del menor, que es lo que finalmente es lo que nos debe llamar a la conciencia y proteger a nuestros hijos en los traslados que hacemos de una localidad hacia otra, especialmente en esta época, donde Carabineros aumentará los controles por tratarse de semanas donde aumentan los traslados por las fiestas de fin de año y posteriormente, la época estival”, afirmó Peralta.

Cabe mencionar que los niños (as) menores de 9 años (o estatura de 135 centímetros y 33 kilogramos de peso) deben ser transportados en sistemas de retención infantil adecuado según su peso, talla y edad. Además, los menores de 12 años deben viajar en el asiento trasero, utilizando siempre el cinturón de seguridad o sistema de retención infantil adecuado.

La multa por no llevar a un niño menor de 9 años en sistema de retención infantil es una falta gravísima, y además de la sanción monetaria, se suma  la suspensión de licencia de conductor de entre 5 y 45 días. Igual multa tendrán aquellos conductores que trasladen a menores de 12 años sin sistema de retención.