Por - - 0 Comentarios

Inspirados por la figura de Isidora Goyenechea Gallo, la Corporación para el Desarrollo de la Región de Atacama (CORPROA), instauró la entrega de una distinción anual para las mujeres empresarias, ejecutivas y líderes destacadas de la región, que también muestren un profundo amor por Atacama y su gente en las actividades que realiza.

La distinción de la CORPROA, apuntará a las mujeres de Atacama que además sean reconocidas por la calidad de su emprendimiento o empresa, por su labor profesional, técnica o de oficio, de cualquier índole o su capacidad innovadora. Este reconocimiento se entregará en la Cena Anual de la Industria Regional del año que corresponda.

“La distinción recaerá en la mujer empresaria, ejecutiva o líder destacada, pero que también tenga un autentico sentido social que beneficie a personas o grupos de personas, sin discriminación de ninguna naturaleza y que esto sea relevante en la comunidad donde vive o desarrolla sus actividades”, destacó Daniel Llorente.

Agregó que otra característica de este galardón es que la seleccionada “tenga una marcada cualidad de liderazgo que motive a otras personas y se esfuerce por el desarrollo de la comunidad”.

“Como mujer, emprendedora y directora de Sercotec Atacama, felicito esta iniciativa porque creo que es muy importante promover el emprendimiento femenino. Lamentablemente la mayoría son hombres y, por eso, tenemos que trabajar para ir eliminando estas brechas”, dijo Natalia Bravo directora regional de Sercotec.

La inspiradora de esta Distinción, nació en Copiapó el 1836, hija de Ramón Goyenechea y Luz Gallo. Desde muy joven se hizo cargo de los negocios familiares y, entre otras acciones, aseguró la producción de carbón para los navíos chilenos en combate por la Guerra del Pacífico, amplió su ámbito de negocios incorporando innovación tecnológica a la agricultura y la minería, y la instalación de la primera planta hidroeléctrica de Sudamérica.

Su faceta social fue igual de intensa. Por ejemplo, encargó la construcción de viviendas para los obreros dotadas de hornos de ladrillos y artesas de lavado, pavimentó las calles de los barrios populares, fundó el Hogar del Pequeño Cottolengo, entre otras actividades.

Para Claudia Zuleta, coordinadora de Incuba Mujer de Chrysalis Atacama, “la iniciativa de CORPROA, de reconocer y poner en valor el aporte de las mujeres de nuestra región, es tremendamente valorable. Desde 2013 que nosotros venimos trabajando en proyectos que favorecen el emprendimiento y la creación de empresas de alto impacto lideradas por mujeres, entendemos y valoramos su trabajo, por eso es que destacamos que se destaquen a las líderes de la región”.