Por - - 0 Comentarios
  • La participación y esfuerzo que día a día demuestra el personal femenino en las diversas funciones que desempeña la reconoce y distingue.

No cabe duda que con el correr de los años la mujer se ha ganado su espacio en esta sociedad y no sólo por las múltiples funciones que está desarrollando,  sino porque en todas estas actividades lo está haciendo con responsabilidad, compromiso y con las capacidades y conocimientos técnicos que se exigen en el mundo laboral.

Carabineros de Chile es la institución pionera en la incorporación de la mujer al ámbito de las labores policiales y desde el comienzo, muchos han sido los acontecimientos, gestos y demostraciones de profesionalismo que le han valido un sincero reconocimiento, no tan sólo de sus compañeros de trabajo, sino también de la comunidad.

Dentro de este contexto, es relevante destacar el trabajo visible que día a día realizan en algún rincón de la región de Atacama estas mujeres Carabineros que precisamente producto de su compromiso y profesionalismo han sido reconocidas por sus mandos y la ciudadanía. Éste es el caso de la Suboficial Paola Apablaza Godoy de dotación de la Cuarta Comisaría El Salvador, quien por su desempeño sobresaliente recibió el reconocimiento como personal operativo destacado de su unidad donde cumple funciones de servicio en la población, desempeñándose como Jefe de Patrullaje, desarrollando labores de prevención delictual y delitos que principalmente afectan a la propiedad pública y privada. Su principal acción ocurrió en octubre del 2017, cuando detuvo a una persona por el delito de homicidio, en un hecho que tuvo una alta connotación pública por lo terrible del delito y donde esta funcionaria logró atrapar al sospechoso.

La suboficial Apablaza fue la primera mujer que patrulló la cordillera en el Paso San Francisco, sobre los 4.600 metros de altura, derribando la cultura machista que aún prevalece en las instituciones de las ramas de las Fuerzas Armadas y del Ejército. Con estas virtudes la suboficial fue seleccionada entre las 10 “Mujeres Líderes de Atacama 2018”, iniciativa impulsada por El Diario de Atacama y las empresas de la zona Kinross, Nueva Unión y Ferronor como presentadores.

Otra de las mujeres que hace historia en Carabineros de la región de Atacama es la Suboficial Mayor Marisol Álvarez Alarcón, ayudante del jefe de Atacama, quien durante sus 28 años de servicios en la institución ha aportado con su experiencia y profesionalismo en comisarías, tenencias y retenes. También cumplió funciones en el departamento del OS-7, protección de personas importantes y en la casa de Gobierno, donde tuvo el privilegio de integrar el primer grupo de mujeres que hicieron el cambio de Guardia de Palacio. Hoy es la única mujer que ostenta el grado de suboficial mayor en la región de Atacama, lo cual la posiciona con una mujer empoderada de su carrera profesional.

Una tercera mujer sobresaliente en las filas de Carabineros de la región de Atacama es la Capitán de Sanidad Carmen Gallardo, quien cumple sus funciones en la 3era. Comisaría Vallenar. Esta funcionaria sobresaliente complementa sus actividades profesionales con otras actividades públicas, puesto que también es fundadora y actual presidenta de la Asociación de Mujeres Líderes del Valle del Huasco, entidad que trabaja para entregar nuevos espacios integrales para todas. Además es fundadora de la agrupación de discapacitados de Vallenar AVIVA.  

La sargento 1° Pamela Vicencio Vidal y la sargento 2° Catalina Rojas Rodríguez, ambas de dotación de la Segunda Comisaría Copiapó, son otras dos mujeres Carabinero destacadas y reconocidas al interior de la institución por su gran aporte al servicio público.

Desde hace 56 años, el personal femenino se ha desenvuelto en la sociedad con el objetivo de cumplir el lema de Carabineros: “Velar por el orden y la seguridad del país”. Hoy son 8 mil las mujeres Carabineros que cumplen servicios a lo largo del país y Atacama no está exenta de número importante de funcionarias como la sargento 1° Pamela Vicencio, delegada del cuadrante N°1 y la sargento 2° Catalina Rojas, de servicio de turno en la población.

Ellas, con sus dones femeninos han realizado un importante trabajo preventivo y de acercamiento con las juntas de vecinos, con los establecimientos educacionales, con los comerciantes y en general con diversos sectores de la ciudadanía con quienes Carabineros está trabajando mancomunadamente en pos de la seguridad de todos.

En la actualidad las mujeres forman parte de grupos de alta especialización como la SIAT, el O.S.7 y el O.S.9 Además es común verlas custodiando la seguridad, en la Guardia de Palacio; al mando de una Unidad, en avenidas, ejecutando labores de tránsito; motorizadas o como parte de Fuerzas Especiales, manteniendo el orden público en manifestaciones y eventos deportivos.