Por - - 0 Comentarios

La región de Atacama, forma parte de las zonas endémicas donde habita el vector del Chagas, esta zona abarca desde Arica y Parinacota hasta la región de O’Higgins.

Cabe mencionar que en el 2016 en Chile fallecieron 86 personas por esta causa, en tanto en Atacama hubo 6 muertes.

El SEREMI de Salud, Bastian Hermosilla, señaló “La enfermedad de Chagas se diagnostica a través de análisis de sangre, este examen es gratuito, en cualquier Centro de Salud Público de la Región de Atacama”.

El Director del Servicio de Salud, Claudio Baeza, agregó  “Es importante que nuestros usuarios sepan que existe tratamiento para todas las personas. Si en alguna familia hay antecedentes de enfermedad de Chagas, todo familiar directo (madre, hermanos, tíos, entre otros) debería tomarse un examen para descartar. Ante cualquier consulta debe visitar a su centro de salud más cercano. Recuerde, la Salud de Atacama la cuidamos entre todos”

Cabe mencionar, que  además del trabajo sectorial de trabajo que se realiza en nuestra región, está el  Proyecto de Investigación y Desarrollo en Salud (FONIS), el cual por medio de la cooperación entre el Ministerio de Salud, y la Universidad Autónoma de Chile.

Este proyecto ha sido aprobado para la realización de 3 años (2019-2021) de trabajo en las tres regiones, lo que implicará un compromiso de las contrapartes técnicas (SEREMIS-MINSAL) y las metodológicas (universidades regionales). 

Los beneficios de este proceso de investigación para los equipos regionales, implican analizar las experiencias y significaciones de la enfermedad de Chagas en mujeres y hombres nacionales y extranjeros y en los equipos tratantes de salud, que se producen en el actual diagnóstico, atención y seguimiento del Chagas en las regiones.

Al final del proyecto se espera contar con: Equipos regionales y pertinentes culturalmente para el trabajo de la problemática de Chagas. entregar herramientas sobre el abordaje cultural en migrantes a los equipos de atención de paciente en las regiones seleccionadas, potenciar y consolidar trabajo intersectorial en cada región, promover acciones e implementar instancias de participación local y regional, construir espacios de difusión y discusión a través de seminarios y conversatorios, como productos asociados a la investigación, elaboración de herramientas y diversos materiales de comunicación, información y educación, que consolidarán el trabajo Ministerial en relación a la problemática.