Por - - 0 Comentarios

En representación de la bancada DC, la subjefa, diputada Yasna Provoste, realizó homenaje en la Cámara de Diputados.-

En el marco del día internacional de la mujer, la diputada DC, Yasna Provoste, llamó al estado a confeccionar políticas que se hagan cargo “de las asimetrías y las dificultades que enfrentan las mujeres hoy en día”.

La parlamentaria, al rendir homenaje a las mujeres en representación de su bancada, aseguró que “no puede haber un estado neutral” y señaló que, “las fuerzas políticas no sólo deben proclamar la igualdad de género, si no que deben actuar consecuentemente para materializarla en la ley y los  hechos”.

“Necesitamos un Estado que se la juegue por sus mujeres, que se la juegue por generar esas posibilidades y por lo tanto, es importante vincular la igualdad de género, la igualdad de oportunidades, la igualdad de derechos con actividades que den mayor participación de las mujeres en las decisiones políticas”, sostuvo Provoste.

La diputada demócrata cristiana hizo hincapié en que” las mujeres continúan recibiendo menos salarios que los hombres y que tienen mayor posibilidad de obtener empleos precarios y de bajo nivel, que  una gran proporción de mujeres sigue trabajando en la economía informal y sin garantías de ningún tipo y cuando miramos al Estado”, dijo,  “la mayor proporción de mujeres que  trabaja, lo hace a honorarios, lo que nos muestra que hay que trabajar de manera unida”.

“Otra problemática que viven las mujeres en Chile y el mundo, relativo a la violencia, es la impunidad de los agresores”, aseguró la parlamentaria, criticando el  inadecuado espacio y servicio que existe para las víctimas. “Las actitudes que perpetúan los estereotipos y la escasez de recursos para implementar las políticas adecuadas siguen siendo barreras para erradicar la violencia contra las mujeres”, agregó.

“Los sucesos ocurridos el año pasado, en barcos de la Armada, donde las mujeres fueron víctimas del voyerismo de sus compañeros, donde estudiantes han sido víctimas de acoso sexual por parte de connotados académicos, del acoso sexual que sufrieron,  en Atacama,  jóvenes en práctica en un servicio público nos invitan a pensar que no resulta suficiente abrir espacios a las mujeres de inclusión en ámbitos tradicionalmente reservados a la hegemonía masculina, si este esfuerzo no va acompañado de valores éticos que promueven el respeto y la equidad en las relaciones intergenéricas.

Provoste concluyó diciendo que “queremos hacernos oír, porque nuestras democracias requieren que las mujeres tengamos los mismos derechos, las misma oportunidades y una plena participación. No se trata tampoco de favorecer a las mujeres en desmedro de los hombres, se trata de escuchar la impaciencia de mujeres y de hombres que reclaman por una democracia más anchas, si o que debemos darnos cuenta que la plena participación equitativa de las mujeres fortalece la democracia y la paz en nuestras comunidades