Por - - 0 Comentarios

Extraña, por decir lo menos, fueron las declaraciones vertidas por el entrenador de Melipilla, Carlos Encinas, el pasado viernes 02 a la radio Cooperativa. Durante más de 10 minutos se dedicó a hablar de asuntos netamente dirigenciales, incluso cuestionando las decisiones adoptadas en la última semana por una corte de apelaciones, a la que calificó como “parcial”. Gravísimo.

Este señor, quien ha reconocido haber mantenido relaciones comerciales con la ANFP (en la empresa de pasto sintético Neograss), específicamente con el jefe de gabinete de este organismo y colaborador cercano de Salah, Vladen Canales, señala con toda desfachatez que este asunto no puede ser visto en la justicia ordinaria de Vallenar o Copiapó ya que son organismos parciales y que solo tendría competencia la Corte Suprema en Santiago. Además de desconocer el funcionamiento de la justicia de nuestro país, el señor Encinas está interfiriendo en asuntos que no le competen en absoluto. Al escucharlo no queda claro si Canales es accionista, abogado o entrenador de Melipilla.

Por otra parte, el señor Encinas, quien además se reconoce amigo personal del cuestionadísimo ex militar en dictadura, ex dirigente de Colo-Colo y actual asesor de equipos Segunda División, Jorge “Guatón” Vergara (acusado de ser uno de los actores centrales en la quiebra de Colo-Colo), señala con total soltura que: “los diputados o alcaldes no están para velar por los temas de una Sociedad Anónima… Estos no son equipos de las ciudades, son Sociedades Anónimas…. Las Sociedades Anónimas son un negocio con cierto arraigo en la ciudad, acá está metido cualquier persona en temas particulares, como que alguien demandara una empresa de pollos…… Es muy raro ver a un presidente, diputado o senador defendiendo a un equipo…. No se les paga las dietas tan cuestionadas para que se metan en negocios particulares, etc”.

Pues bien, le aclaramos al señor Encinas que justamente las autoridades estamos para defender a las ciudades a las que representamos, vivimos y amamos; y a las miles de personas que nos entregaron una enorme confianza al darnos su voto en las urnas. Personas a las cuales nos debemos SIEMPRE. No nos subestime. Y le reitero impulsaré la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados, aunque no le guste. Si bien la ANFP es una entidad privada, al igual que los clubes, muchos organismos del Estado los fiscalizan y regulan, como el Ministerio de Justicia, el Ministerio de Deportes, la Superintendencia de Valores y Seguros (hoy CMF) y están sujetos a la fiscalización de la Cámara.  Además el Estado ha invertido cientos de millones de dólares en los estadios que usan exclusivamente las sociedades anónimas deportivas. Lo mínimo que se requiere es transparencia por parte del fútbol profesional y evitar los fraudes como el que afecta a Deportes Vallenar. Parece que la gestión de Jadue aún continúa.

Señor Encinas, se lo digo con claridad: Deportes Vallenar NO ES UNA EMPRESA DE POLLOS como usted pretende hacer ver. El arraigo de la ciudad con su club y sus colores es tremendo. Deportes Vallenar tiene identidad en su gente y nosotros defenderemos al club siempre de injusticias como estas. Es cierto, el modelo de institucionalidad actual tiene pocos filtros y controles que permiten el tipo de declaraciones que irresponsablemente usted realiza; pero es un modelo que trabajaremos para mejorar y terminar así con la especulación. Lucharemos para que los clubes deportivos, sociales y culturales vuelvan en gran parte a sus socios. Con la misma fuerza pelearemos también para esclarecer los oscuros manejos de la ANFP.

Jaime Mulet Martínez, Presidente de la Federación Regionalista Verde Social de Chile

Diputado Electo por Atacama