Por - - 0 Comentarios

Con el objeto de enfrentar la segunda causa de muerte en Chile y sus repercusiones familiares, la senadora Yasna Provoste aprobó en general el proyecto que establece la Ley Nacional del Cáncer.

En esa línea, la representante de Atacama indicó que la idea es establecer un marco normativo que permita desarrollar políticas, planes y programas relacionados con la enfermedad del cáncer, que aborde todas las etapas de manejo de la enfermedad, constituyendo un paso relevante en los ámbitos de la promoción de la salud; prevención, detección precoz y diagnóstico oportuno del cáncer.

Asimismo, la senadora agregó que el proyecto permitirá un adecuado tratamiento y recuperación de la persona diagnosticada; fortaleciendo y creando conciencia sobre la necesidad de una atención de calidad, oportuna y equitativa para la población del país en esta materia, que permita disminuir progresivamente la incidencia y mortalidad a causa de esta patología.

Además, Provoste sostuvo que el cuerpo legal encarga al Ministerio de Salud la elaboración de un Plan Nacional del Cáncer, de carácter quinquenal, cuyo fin será desarrollar y sistematizar las diversas políticas, planes y programas.

La senadora añadió que se contempla el fomento de la formación de especialistas en el manejo integral del cáncer, permitiendo, en las condiciones que se establecen, el ingreso al sistema de salud de expertos en la materia que hayan obtenido su título profesional o su especialización en el extranjero.

De igual manera, la legisladora puntualizó que se establece el fomento de la investigación científica biomédica, clínica y de salud pública en cáncer, potenciando la cooperación técnica y financiera, a nivel nacional e internacional, y dispone la implementación de una Red Oncológica Nacional , la que formará parte de la Red Asistencial de Salud.

Finalmente, Provoste aclaró que la iniciativa otorga al cáncer la categoría de enfermedad de notificación obligatoria, crea la Comisión Nacional del Cáncer,  y crea el Fondo Nacional del Cáncer, destinado a financiar total o parcialmente programas y proyectos que se encuentren exclusivamente relacionados con la investigación, estudio, evaluación, promoción, desarrollo de iniciativas para la prevención, vigilancia y pesquisa del cáncer.