Por - - 0 Comentarios

La nueva empresa sanitaria de Atacama, anunció el cambio de una tubería que ha presentado fallas en calle Zlatar

Luego de un profundo análisis y gracias a la eficiencia aplicada a los procesos durante el año recién pasado, la empresa Aguas Chañar, perteneciente al grupo Aguas Nuevas, dio a conocer que se cambiará una importante tubería que abastece al estanque Ventanas, en la ciudad de Vallenar, lo que representa el 20 por ciento de la población.

Durante este lunes 6 de enero se llevó a cabo el aviso puerta a puerta en el sector donde se realizarán las obras y se tuvo una reunión con parte de la Junta de Vecinos de la villa Juan Pablo II para dar a conocer los principales alcances y responder dudas de los clientes.

Opiniones

“Hemos tenido (roturas) y sufrido molestias, no hemos podido dormir bien es un malestar terrible, pero creo que ahora vamos a tener un bienestar para toda la comunidad y espero que no tengamos otra vez estos problemas, yo confío en ustedes”, sostuvo la vecina Nancy Aguirre.

“Esperemos que esta vez no sea un parche, sino que sea una solución. Esta reunión me gustó mucho porque para trabajar con la empresa que quiere hacer el trabajo y así poder trabajar en comunidad” indicó el vecino Cristian Rodriguez. Esa cuña no la entiendo mucho, la sacaría.

Por su parte el tesorero de la Junta de Vecinos La Rinconada de la Villa Pablo Neruda, Hector Pizarro valoró la acción de poder realizar una intervención mayor y recalca el hecho que se cumplan los plazos establecidos.

Precisamente el Sergio Cortés,  administrador de Contratos de la empresa Krade, que ejecutará la obra, enfatizó que se tomarán todas las medidas para obstaculizar lo menos posible a los clientes en un plazo de 20 días en la primera etapa, que serán para el proceso hidráulico. Luego entre dos a tres semanas se demorará la etapa de reponer el asfalto en los sectores a intervenir.

Antonio Diaz, gerente de Infraestructura de Aguas Chañar explicó que desde la Planta Santa Inés hasta el estanque Ventana se encuentra la, impulsión que por su diferencia geográfica, se produce un golpe de ariete, ocasionando un desgaste en el tiempo en la infraestructura.

“Se tomaron medidas preventivas para amortiguar esta presión, se instalaron estanques hidroneumáticos hace un par de meses atrás mejoró la condición, pero siguieron las roturas, entonces esto nos hizo darnos cuenta que la vida útil del material estaba cumplida y se tomó la decisión de renovar casi 250 metros de esta tubería”, puntualizó Díaz.

  El profesional también explicó que la intensión es no cortar el suministro durante el desarrollo del trabajo, sin embargo, en caso de que ocurra algún contratiempo o surja la necesidad de realizar un corte se avisará a respectivo de los clientes.