Por - - 0 Comentarios

Exitosa y emotiva resultó la nueva versión del “VI Café de la Memoria” que se realizó el pasado fin de semana en la ciudad de Vallenar, esta iniciativa es organizada por el Partido Socialista y La Juventud Socialista comunal Vallenar, con motivos de los trágicos acontecimientos que sucedieron en Chile, a partir del Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.

Este año el enfoque estuvo en rescatar la “Memoria Histórica”, por tanto se proyectaron diferentes “Museos de la Memoria” en el mundo: como el “Museo del Genocidio Armenio”, “Museo de los Derechos Humanos de Argentina”, “Museo de la Tolerancia en México”, “Museo de la Paz de Sierra Leona” entre otros. Posteriormente se abrió una ventana musical, donde el dúo integrado por Robin Robledo y César Meneses interpretaron con una gran destreza musical e interpretativa canciones de “Víctor Heredia” y “Silvio Rodríguez”.

Importantes testimonios de vida entrego Juan Escobar, militante del PS Comunal Freirina, donde recordó a los ejecutados políticos y desparecidos en la región de Atacama tras el Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973, además evoco la cruel y desconocida masacre política ocurrida el 11 de marzo de 1967 en el mineral de “El Salvador”.

Guido Díaz, militante del PC también entrego testimonios sobre esos difíciles años de la Dictadura, su hermano “Lenin Díaz”, se encuentra en la actualidad en calidad de “Desaparecido”.

Como es habitual se proyectaron las imágenes con biografía de las personas que fueron ejecutadas y hechas desaparecer por la dictadura en la región de Atacama a partir del 11 de septiembre de 1973, se destacó la poca edad de estos al momento de quitarles la vida.

La actividad siguió su dinámica con acompañamiento de un buen aroma de café de grano, para posteriormente el joven Bruno, interpreto canciones que recordaron el mítico local “Café del Cerro”, icono de la música contestataria a la Dictadura en los años 80.

La actividad cerró con una velatón organizada por la Juventud Socialista en el frontis de la sede partidaria en honor a todas las víctimas de la dictadura, donde se entonó el himno del partido, la clásica “Marsellesa Socialista”.