Por - - 0 Comentarios

SAG llamó a la comunidad a dar las facilidades para que inspectores ingresen a predios y patios particulares.

 Esta semana, y al igual que en años anteriores, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) comenzó la instalación en la región de cerca 1230 trampas para el monitoreo de la plaga Lobesia botrana (polilla de la vid), insecto que de establecerse puede causar daños importantes a la fruticultura regional, y que está presente en la zona central del país.

La red de trampas es complementada con la ubicación de anillos llamados de confusión sexual, los que están siendo instalados en la zona urbana de Copiapó, elementos emisores de feromonas, inofensivas para el ser humano y otros animales, que afectan a las polillas machos dificultándoles su apareamiento y reproducción.

Mei Maggi, directora regional del SAG y actual Seremi (s) de Agricultura, indicó que estas acciones son parte del programa de control 2019 de Lobesia botrana, que abarca las provincias de Copiapó y Huasco. “La red de trampas realizará el monitoreo permanente en predios de vid, otros frutales como olivos, además de áreas urbanas y recintos de riesgos, como comercializadores, ferias del agro, paseras y plantas frutícolas”, mencionó la directora.

La autoridad solicitó a la comunidad dar las facilidades para que inspectores e inspectoras debidamente identificados puedan acceder a propiedades para la instalación y revisión de trampas y anillos. “Cada trampa será revisada a partir del mes de septiembre, con una frecuencia de revisión de tres veces por mes, por lo que nuestros inspectores deben ingresar a predios y patios particulares, siempre con su identificación a la vista y vestuario institucional”, señaló.

Maggi expresó que estas acciones buscan erradicar la polilla de la vid de Atacama, como parte de la estrategia nacional de control de la plaga. Mencionó que la ausencia de esta polilla en la región favorece las exportaciones de uva de mesa a diferentes mercados, en especial a Estados Unidos, principal destino, país con el que se espera llegar a un acuerdo para establecer un protocolo especial de envíos (System approach), que reemplazaría a la actual fumigación con bromuro de metilo.

Finalmente, la directora regional del SAG llamó a la comunidad a sumarse a la tarea de prevenir la entrada de esta plaga a la región, no trayendo fruta fresca desde la zona central del país, y a los transportistas de productos de riesgo (frutas, verduras, materiales) cumpliendo los requisitos que existe para ello, en caso de provenir de zonas con presencia de la plaga. El Servicio está permanentemente fiscalizando estos requisitos, subrayó.