Por - - 0 Comentarios

Este nuevo lineamiento, implementado por el Gobierno del Presidente, Sebastián Piñera, fomenta la asociatividad de los dirigente sociales y barriales en etapas iniciales de la intervención.

En Vallenar recibieron a sus pares de Huasco, mientras que en Copiapó pudieron generar lazos con representantes de Caldera.

Este 2018 el Programa Quiero Mi Barrio del Ministerio de Vivienda y Urbanismo inició su intervención social y técnica en dos nuevas comunas, sumándose a Chañaral, Vallenar y Copiapó.

En este escenario, se realizó una importante labor colaborativa, impulsada por el MINVU, de la que fueron protagonistas dirigentes de las juntas de vecinos de los barrios O´Higgins, en Huasco, y Brilla El Sol Unidos en Altos de Atacama y Las Dunas, de Caldera.

En una jornada de trabajo, conversación, pero que también incluyó el esparcimiento, tuvieron la oportunidad de intercambiar experiencias, conocer obras, interiorizarse de los procesos, y profundizar en la unión social que se produce debido a la acción del Programa Barrios.

Los vecinos de Huasco fueron recibidos por sus pares de los sectores Unión Castilla y León, Canal Ventanas, Vista Alegre El Olivar y Mirador Carrera de Vallenar.

Por su parte, los barrios El Palomar, Juan Pablo II y Villa Esperanza en Copiapó, fueron los encargados de trabajar junto a los dirigentes de Caldera.

En este sentido, el SEREMI de Vivienda y Urbanismo Atacama Antonio Pardo, enfatizó que dentro de los objetivos planteados por el Programa Quiero Mi Barrio está “potenciar la asociatividad de los vecinos. Y la mejor forma que el Gobierno del Presidente, Sebastián Piñera, implementó para hacerlo es generar, en una etapa inicial, encuentros para que los nuevos barrios conozcan las obras que hemos realizado en los barrios intervenidos que recordemos se ejecutan técnica y socialmente… Quiero destacar las visitas de los dirigentes de barrios nuevos a obras ejecutadas por el programa, porque de esa forma pueden visualizar concretamente sus expectativas en el diseño, aportando ingredientes de su comuna y del lugar donde viven, ya que así rescatan su propia identidad”.

Nelida Rivera, tesorera de la Junta de Vecinos Altos de Atacama de Caldera, después de conocer una de las sedes y la multicancha de Villa Esperanza, en Copiapó, y de conocer a sus pares, puntualizó que sus expectativas “son muy buenas para mejorar la convivencia y unión entre nuestros vecinos… Yo me imagino para mi barrio que las personas puedan utilizar los espacios públicos como corresponde, que los niños tengan una cancha donde jugar, y a lo mejor tener un pequeño anfiteatro para tener un lugar para actos artísticos”.

Finalmente, la presidenta de la Junta de Vecinos Villa Esperanza Alto y Secretaria del Consejo Vecinal de Desarrollo Adriana Alfaro, valoró la oportunidad de recibir a sus pares, en este caso de Caldera, para “alimentarse mutuamente de las cosas que hacemos, de experiencias, de nuestras fortalezas. Por eso espero que estas reuniones se repitan y sean permanentes en el tiempo”.

Actualmente, los nuevos barrios de Huasco y Caldera, que serán intervenidos a través del Programa Quiero Mi Barrio del MINVU, se encuentran en la etapa previa de implementación, específicamente en el proceso de firma de convenios entre la Seremi de Vivienda y Urbanismo y los respectivos Municipios que permitirán operativizar el programa en la comuna.