Por - - 0 Comentarios

Una masiva concurrencia de ciclistas de Copiapó, participaron este sábado de la cicletada por la donación de órganos, organizada por el Hospital Regional y su unidad de procuramiento. Más de 100 participantes recorrieron los cerca de 10 kilómetros de esta actividad y cuyo objetivo fue sensibilizar respecto de la importancia de la conversación en familia y el respetar la determinación de un miembro de esta de donar sus órganos al momento de su deceso.

El Director del Hospital Regional de Copiapó, Dr. Mario Sotomayor, agradeció la presencia de los participantes, en la cicletada “se pudo observar que no vinieron personas aisladas, sino concurrió grupos familiares y de amigos. Y es a través de ellos donde podemos sensibilizar y masificar el mensaje de la importancia de ser donante de órganos y que esta determinación sea respetada por la familia, pues al donar órganos estamos donando vida”, comentó el facultativo.

Diccia Chirino, trasplantada renal de Copiapó, entregó su testimonio en la actividad “En Chile somos todos donantes universales y eso es un gran paso para nuestro país y sociedad, sin embargo, muchas veces la familia que pasan por este momento doloroso, que es la pérdida de un familiar, no respetan la última voluntad de ese ser querido que es la de donar sus órganos. Yo me trasplanté el año pasado y con una espera muy poca de dos meses, pero veo que hay personas que están esperando años y a pesar que el año pasado hubo una alza en la donación, este año estamos a la mitad y estamos al debe en ese tema. El llamado es que la familia tome conciencia y respete la voluntad de ese ser querido que quiso ser donante, porque esa persona que donó sigue viva, en mi caso vive conmigo a través de su riñón que me donó”.

Desde el Hospital Regional se informó que  durante el presente año hubo dos donantes adultos y solamente una persona ha sido trasplantada de riñón. A la fecha en Atacama existen 35 pacientes entre los 15 y 55 años, que esperan un trasplante en nuestra región.

La cicletada culminó en un ambiente de fraternidad y compromiso con la donación de órganos. En la ocasión se premiaron tres categorías de participantes, mujeres, hombres y niños. Además de varios sorteos con premios sorpresa entre ellas una bicicleta.