Por - - 0 Comentarios

Fue sorprendido durante un control vehicular que realizó el personal del OS-7 Atacama a un bus interprovincial itinerario Arica-Santiago.

Más de 4 mil dosis de clorhidrato de cocaína no podrán llegar al mercado de venta y consumo de drogas, gracias al trabajo constante y eficaz que desarrolla el personal de Carabineros del OS-7 Atacama en la segunda línea de control del Plan Frontera Norte.

De acuerdo a los antecedentes entregados por Carabineros, fue durante un control vehicular aleatorio que realizaron a un bus interprovincial itinerario Arica-Santiago, en el sector del kilómetro 752 de la ruta 5 Norte en Copiapó, cuando sorprendieron a un pasajero de nacionalidad peruana, en evidentes condiciones de transportar droga en su organismo. Ante tal escenario y debido a la actitud de intranquilidad del joven,  además de las características físicas evidentes de tratarse de un posible correo humano (ojos rojizos, boca seca y sudoración), se procedió a fiscalizar a la persona a través del control de identidad, según lo establecido en el artículo N° 85, del Código Procesal Penal.

El imputado presentó su cédula nacional de identidad peruana, ante lo cual y bajo las circunstancias e indicios, se consultó -previo a la lectura de sus derechos- si transportaba alguna sustancia ilícita prohibida por la ley 20.000, señalando libre y espontáneamente no transportar drogas. Posteriormente al volver a consultar sobre su situación de ingreso al país, éste señalo que venía a Chile solamente por un día, con intenciones de conocer la playa en la ciudad de Santiago. Sin embargo, al no portar ropa de recambio y poco dinero, llamo más aún la atención del personal especializado, por lo cual terminó admitiendo transportar droga en el interior de su cuerpo.

Producto de lo anterior, se tomó contacto telefónico con el fiscal de turno, a quien se le informó de los hechos. Luego  se realizó  el ingreso del imputado al hospital de Copiapó, donde se le practicó un examen radiológico,  diagnosticando “ingesta de ovoides”, conforme a radiografías y certificado médico. Bajo custodia policial fue trasladado a dependencias de la Segunda Comisaría de Carabineros donde evacuó la cantidad de 102 ovoides, con un pesototal de 838 gramos, 700 miligramos de clorhidrato de cocaína, que traducida a dosis alcanzarían los 4 mil 160 papelillos, con un valor total en el mercado ilegal de 20 millones 800 mil pesos.

El imputado fue identificado con las iniciales C.M.L., 20 años, quien ingresó al país el día 24 de noviembre con tarjeta única migratoria otorgada por la Policía de Investigaciones, posteriormente adquirió en la empresa Pullman Bus un pasaje itinerario Antofagasta-Santiago. El imputado, quien no registra antecedentes pendientes y tras ser notificado de los derechos que le asisten según el artículo 36, Nº 1 y 2 de la Convención de Viena, fue puesto a disposición del Juzgado de Garantía de Copiapó, para su respectivo control de detención. También, se informó al Consulado de Perú en Chile respecto de la situación del imputado, en tanto que la droga fue remitida al Servicio de Salud Atacama.