Por - - 0 Comentarios

La popular infusión argentina cada día gana más adeptos entre los chilenos. Gracias a su poder energizante y antioxidante, esta bebida es muy beneficiosa para la salud

Fuente: LT Mujer La tercera.com

Una de las costumbres más arraigadas en la idiosincrasia de nuestros vecinos argentinos es la de tomar a toda hora, en cualquier época del año y en cualquier lugar,  la concebida yerba mate. Tan arraigada está esta práctica que en un 98% de las casas argentinas se consume esta infusión, según estudios del  Instituto Nacional de la Yerba Mate. Pero no solo los trasandinos son grandes fanáticos de esta amarga bebida. Países como Uruguay, Praguay y Brasil también son grandes consumidores y productores.

En nuestro país históricamente nunca ha sido una bebida de gran popularidad, salvo en la zona sur o rural donde existe un mayor consumo. Pero en los últimos años se ha visto un aumento notable, sobre todo en los jóvenes y oficinistas, que han ido poco a poco cambiando las tazas de café o té por mates.

Proveniente de un arbusto llamado Ilex paraguariensis, la yerba mate ha crecido de forma natural en las cuencas de los ríos Paraná y Uruguay. La historia cuenta que los pioneros en utilizar esta planta fueron los guaraníes quienes la utilizaban con fines medicinales. Los colonizadores españoles y portugueses rápidamente la adquirieron y quedó como legado gastronómico, sobre todo en Argentina, Uruguay y el sur de Brasil.

Beneficios


– Efecto energizante: Las hojas de la yerba mate contienen entre 1 y 2% de cafeína, y tal como sucede con el café, té o chocolate, se produce un efecto estimulante que actúa directamente en el sistema nervioso, ayudando a la concentración, estado de alerta y rendimiento. Además, la cafeína del mate ayuda a tratar el decaimiento o baja de ánimo. Al contener vitamina B, también potencia su función energética y sus efectos estimulantes, incluso ayudan con el aumento de la libido. Ideal para épocas de estrés, exámenes, decaimiento.

– Controla el peso: El consumo de la yerba mate ayuda a suprimir el apetito ya que reduce el contenido de leptina en la sangre que es la hormona que da la señal del hambre. Además, acelera el metabolismo logrando que el cuerpo consuma de manera más rápida los carbohidratos

– Efecto digestivo: Gracias a que incita los movimientos intestinales y ayuda a la quema de grasas, es conocido como un excelente laxante natural.

– Efecto antioxidante: Gracias a sus propiedades antioxidantes el mate es un excelente aliado del corazón. Su consumo ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares evitando que el colesterol y las grasas se acumulen en las arterias. Además, esta infusión no solo reduce el colesterol ‘malo’ (LDL), si no que aumenta el ‘bueno’ (HDL) el que protege de futuros ataques al corazón.

– Ayuda contra el envejecimiento: Gracias a los antioxidantes que posee, también ayuda a prevenir la oxidación y muerte de células.

– Gran aporte de vitaminas: El mate es muy nutritivo ya que aporta vitaminas B1, B2, B3, B5, C y E, además de hierro, magnesio, potasio y aminoácidos.

Para disfrutar de un buen mate


La yerba mate se toma en un recipiente llamado mate que puede ser de diversos materiales (calabaza, metales, porcelana, cerámica, vidrio y madera). Y hay diversas formas de tomárselo: amargo, dulce, con otras hierbas, incluso hay con sabores.

Preparación:

1. Calentar agua y luego ponerla en un termo. Su temperatura ideal es entre los 70° y 80° C. (Hay que evitar que ésta hierva ya que de esa manera perdería las propiedades antioxidantes).

2. Agregar yerba al mate hasta llegar a las tres cuartas partes.

3. Tapar con una mano la boca del mate, invertirlo y agitarlo suavemente unos instantes. Volverlo a su posición normal. (La idea de esto es que la yerba más fina, el polvo, quede en la superficie).

4. Cuando regrese el mate a la posición normal, hay que dejar la yerba cargada a un costado del mate.

5. Verter agua en la parte más vacía del mate y dejar absorber y reposar dos minutos.

6. Luego introduzca la bombilla hasta el fondo en el lado más vacío. (Generalmente las bombillas son de metal, las más comunes son de aluminio o plata).

7. A partir de ese momento se comienza a ‘cebar’ el mate, siempre con agua caliente, nunca hirviendo.

8. Procure no mover la bombilla y cebar siempre en el mismo lugar, de esa forma podrás disfrutar de más mates.

Ahora ¡A disfrutar!