Por - - 0 Comentarios


● El organismo está realizando un diagnóstico de las políticas de tallaje del vestuario femenino para explorar la posibilidad de generar un estándar de información adaptado a las características de las consumidoras chilenas.
● Una encuesta del SERNAC arrojó como resultado que las consumidoras sienten que las empresas no consideran sus necesidades y se sienten discriminadas en materia de tallas.
● El SERNAC ha estado en coordinación con organismos argentinos que han realizado estudios similares relacionados a esta problemática. En ese país cuentan actualmente con un sistema único normalizado de identificación de tallas, aprobado por ley.
El SERNAC está levantando información con el fin de realizar un estudio exploratorio respecto a las políticas de tallaje con el objetivo de promover una mayor estandarización en esta materia.

Para ello, el Servicio ofició a 11 empresas del retail para solicitar antecedentes respecto a las tallas de vestuario femenino con el fin de establecer bases para desarrollar un sistema más homogéneo en la información de tallas.

La información solicitada incluye el registro de las prendas femeninas más adquiridas, información de las etiquetas y equivalencia de tallas, listado de marcas de poleras, vestidos y jeans, registro de cambios, devoluciones o reclamos relacionados con las tallas.

Con esa información el organismo realizará un primer diagnóstico que permita dar luces de la posibilidad de una estandarización considerando las particularidades de las consumidoras chilenas.

La necesidad surgió, entre otros elementos, a partir de los resultados de la encuesta de mujer y consumo desarrollada por el mismo organismo, en que las mujeres mencionaron que, la existencia de diferentes estándares en las tallas, las hace sentirse discriminadas en el comercio y no consideradas por las empresas.

Adicionalmente, ante el crecimiento de las ventas vía comercio electrónico, la falta de un estándar único dificulta la compra de vestuario por estos medios, lo que complejiza la decisión de compra en un contexto en que se dificulta el cambio a posterior, dadas las medidas sanitarias.

Para este estudio, el SERNAC ha estado en contacto con el Instituto Internacional de Tecnología Industrial (INTI) de Argentina, organismo que se encuentra desarrollando un estudio antropométrico, cuyas bases favorecieron la dictación de una ley en ese país, que establece un sistema único normalizado de identificación de tallas.

En efecto, para lograr estandarizar las tallas, se estima necesario contar con un estudio antropométrico a nivel nacional, que permita identificar las medidas promedio de los cuerpos femeninos en Chile.

Con esos parámetros se facilitaría el fijar un tallaje más homogéneo que responda a las características particulares de nuestra población, además de aportar un gran número de datos relevantes a otros ámbitos, tales como la salud, a través de la caracterización de fenotipos, con múltiples aplicaciones. En Chile, hasta la fecha, no se ha realizado un estudio de este tipo.

Para el Director del SERNAC, Lucas Del Villar, la estandarización del tallaje tendría impactos positivos en el comercio pues favorece las compras online y disminuye la tasa de cambios por esta materia, y además, considera las necesidades particulares de las mujeres.

“Para las consumidoras, el tema de las tallas no es sólo un tema de compra, sino que también puede tener impactos en su autoestima, tal como recogen nuestras encuestas. Para ellas será importante saber que una talla S, M, L, XL, es la misma en todos los comercios y responde a las particularidades de nuestro país”.

La autoridad admite que es un trabajo complejo, y a largo plazo, “pero es importante dar un primer paso, indagar la disposición de las empresas, y evaluar la forma de trabajar en conjunto un estándar que favorezca a las consumidoras”.